San José de Suaita entre paisajes y tradición - Blog Viajero, Weekend Santander

San José de Suaita entre paisajes y tradición

Por: Karenth Figueroa Ayala

Fecha: 12/15/2018




San José de Suaita está ubicado en el departamento de Santander, Colombia y es un corregimiento del municipio de Suaita. Donde si buscas nuevas aventuras este gran lugar ofrece la mejor experiencia de viaje. Sé que son muchas las preguntas que surgen al momento de elegir un destino ¿Cómo llegar? ¿Qué hacer en San José de Suaita? ¿Restaurantes y hoteles? Y es así que sigue leyendo y no te pierdas la oportunidad de descubrir y conocer este hermoso destino lleno de lugares mágicos que espera nuestra visita… ¡Ingresa aquí Plan San José de Suaita  y reserva tu lugar!

Realicé el viaje a San José de Suaita emocionada de conocer otro de los destinos de naturaleza de Santander y del cual ya me habían hablado, pero muy pocos conocen, definitivamente las descripciones se quedan cortas ante la belleza de sus atractivos naturales.

Inicie el recorrido sin saber que me esperaba, solo siguiendo las recomendaciones de mi inigualable compañero de viajes y que agradezco porque gracias a él pude observar y vivir esos lugares que han dejado huella en mí. Sin duda alguna San José de Suaita es uno de esos lugares que con observar sus fotografías provoca ser recorrido, así fue que arme maleta,  y corrimos a encontrar nuevos horizontes. No puedo ocultar que estaba inquieta, parecía que sería un lugar donde podría hacer mil cosas.

Para llegar a San José de Suaita desde Bucaramanga tomamos la vía destino a Bogotá y seguidamente el desvío que se encuentra en Vado Real y que conduce al municipio de Suaita y finalmente se encuentra San José de Suaita. El trayecto es de 201 km y en tiempo son 5 horas, la vía está totalmente pavimentada y en buenas condiciones. Es un viaje donde te disfrutarás todo el recorrido desde pasar por las curvas de pescadero, la vista al Cañón del Chicamocha, Curití, San Gil, Socorro, Oiba y Suaita. Es una oportunidad de reconocer la riqueza que guarda Santander en toda la extensión de su territorio y en cada rincón de sus transitadas calles, en los pueblos llenos de historias y grandes momentos para vivir en ellos.

Si necesitas transporte público desde Bucaramanga debes saber que cualquier ruta con destino a Bogotá pasa por Vado Real y allí sería tu primera parada, este trayecto tiene un valor de COP $32.000. Seguidamente en Vado Real se toma una buseta desde el terminal de transportes de Suaita y que cobra COP $5.000 por el pasaje hasta Suaita, tiene una frecuencia de salida de cada media hora. Desde Suaita se toma una de las camionetas que cada hora salen a San José de Suaita y tiene un valor de COP $ 3.000.

Desde Bogotá son 240 km y encuentras una ruta directa hasta Suaita por un valor de COP $40.000 con la empresa OMEGA. Desde allí se toma una de las camionetas que cada hora salen a San José de Suaita y tiene un valor de COP $ 3.000 como anteriormente se mencionó.

Al llegar fuimos recibidos por los guías locales y ¿quienes mejor que ellos conocen y son los mejores anfitriones? Allí ellos nos contaron acerca de sus diferentes atractivos naturales y lugares donde podremos vivir al 100% la cultura del municipio y de Santander. Entre ellos se encuentran los siguientes: museo del Algodón, Ruinas de la primera fabrica agroindustrial del país, la cascada los caballeros, pozo cura, pozo grande, el espumoso, reserva natural la meseta y museo de la panela.

Recuerdo desde el inicio haber amado el paisaje, el verde en cada rincón, el sol, el cielo azul, era realmente maravilloso. Reconocí en ese instante la importancia de dar a conocer cada lugar, merece la pena  vivirlo, ser parte del paisaje y ver la perfección de la naturaleza.

Después de pocos minutos de caminata desde el hotel y en compañía de la guía llegamos a uno de los lugares que tanto quería conocer “La cascada de los Caballeros” pocas veces había escuchado de este lugar, pero estaba encantada. Esta cascada a tan solo 3 km del pueblo y de aproximadamente 100 mts de altura.  Es un lugar donde se puede dar un refrescante baño en la parte baja donde cae la cascada y donde está acondicionada una piscina natural. Es también gratificante caminar a la parte alta, pasar tras la caída de la cascada y finalmente en la parte superior en la quebrada Calabazas que la abástese, refrescarse y disfrutar de pozo cura, pozo grande, el espumoso, reserva natural la meseta, combinado con jornada de trekking y la vista desde el mirador.

Cuenta la guía que la cascada de los caballeros siempre ha sido punto de encuentro y recreación de la región, pero que desde hace poco tiempo es que han recibido turistas desde diferentes lugares y que no hay nadie que no se sorprenda ante la belleza del lugar y quiera regresar. Ellos también llevan un proceso para concienciar a la comunidad y los turistas para preservar el lugar en su estado natural y no sea modificado por nuestro paso, sino todo lo contrario se pueda disfrutar por las generaciones venideras. La verdad estoy muy contenta por este turismo amigable al medio ambiente y que busca generar identidad.

Hasta el momento puedo decir que al llegar allí te sientes como en casa, la energía del lugar es cautivadora, a pesar de sus pocas casas y de sus pequeñas calles te reciben con todo el amor del mundo. Por esa razón no te pierdas de un recorrido por las pequeñas calles del pueblo.

Ya después nuestro recorrido continúo por El museo del algodón que tiene un valor de COP $5.000 donde es imposible que no te trasmitan el orgullo por su labor artesanal que es tradición de su región. Acá nos mostraron el proceso del algodón paso a paso hasta llegar a tejer una tela de una manera didáctica y entretenida. Es una interesante manera de conocer de nuestra región y sus tradiciones.

No podía faltar el recorrido por las ruinas de la primera fábrica agroindustrial del país, que aún conserva su imponente estructura, pero que con el tiempo ha sido habitada por la naturaleza. Es un paisaje donde se puede respirar el paso del tiempo y las historias que son contadas por las ruinas. Es imposible no sentir la nostalgia en el paisaje, como sus trabajadores transitaban sus pasillos y tejían historias que hoy quedan en el olvido.  

Ya después en el recorrido por el museo de la panela lo primero que vi fue una gran obra de arte, tan brillante, contando una historia y hermosa en cada trazo y entonces entendí que estaba llegando a un lugar mágico, encontraras magia en cada paso… es gratificante ver como una extranjera se apropia de nuestra cultura y la siente tan suya, pues una mujer francesa que se ha dado a la tarea de investigar y ser conocedora de la historia de la panela y realizar un recorrido para  que sea experimentado por cada uno de nosotros la belleza de esta industria que es el sustento de muchas familias y que deleita los paladares de muchos de nosotros con algo tan típico como una aguapanelita caliente, la panela y el queso, y qué tal elaborar unas deliciosas mercochas… es algo que tienes que vivir para que puedas apreciar como en cada palabra y en cada lugar se teje una sincronía entre la identidad de una tradición tan nuestra y que muy pocos conocen.

Al pasar cada paisaje te encuentras con un camino lleno de grandes árboles, rayitos de sol que los atraviesan y el silencio, en ese momento eres tú, el cielo, el ruido de las hojas de los arboles con el viento, las hojas secas cuando caminas, la ramita que cruje, y un pajarito de vez en cuando, justo ahí estás en lo más puro y gratificante de este viaje.

Para hospedarte en San José de Suaita si tus planes son de relajarte y comodidad puedes quedarte en el Hotel y restaurante San Gabriel que está ubicado a pocos metros del parque principal carrera 6 # 4- 69 y donde te reciben como en casa. Para más información comunícate al siguiente número telefónico 3107710972.  

Estas son algunas recomendaciones que harán el recorrido más cómodo:

EQUIPO DE VIAJE

  • Gafas de sol, de filtro UV.

  • Bloqueador solar y labial.

  • Cantimplora, termo o camelback.

  • Toalla de uso personal para usar durante las caminatas.

  • Morral pequeño para usar durante las caminatas.

  • Elementos básicos de aseo personal.

  • Documentos del viajero: pasaporte, tarjeta de identidad o cédula de ciudadanía, libreta militar y carnet de seguro médico.

ROPA DE VIAJE

  • Es importante llevar ropa cómoda, preferiblemente ropa sintética de secado rápido y colores claros. Pantalones largos y camisas o camisetas manga larga.

  • Un par de zapatos cerrados confortables.

  • Vestido o ropa de baño, zapatos para el agua, pareo.

  • Sombrero o Gorra resistente al agua.

RECOMENDACIONES GENERALES

  • El museo del algodón tiene un valor de COP $5.000. Los demás atractivos no tienen costo, sin olvidar que es recomendable realizar el recorrido con un guía local.

  • Vas a apoyar un proyecto de conservación, lleva tu basura contigo.

  • Llevar una cámara fotográfica y binoculares facilita la observación de la fauna y flora. Ideal llevar cámara sumergible.


Este es un plan para quienes desean una experiencia tranquila y enriquecedora, un plan para disfrutar del silencio, escapar de lo cotidiano, un plan de pura paz. ¡A viajar se dijo!



DEJANOS TU OPINIÓN

Calificación: